Blogia
El Blog de Tito Raulito

Otro poco de literatura: Un Mundo Feliz.

Y es que hace no mucho me leí el famoso libro de Aldous Huxley, "Un Mundo Feliz". No sé si lo habréis leído, pero al menos, supongo que os sonará, ya que es una de las obras cumbre de la ciencia ficción, con su tinte filosófico, de donde han salido numerosas ideas parecidas futuristas. Para el que no tenga mucha idea, va sobre una sociedad donde crean a las personas en tubos y a través de la hipno-psicología mientras duermen, los preparan para ser felices. Obviamente, todo sistema tiene sus fallos y no todos los personajes estarán totalmente integrados en la misma.

 

Pero no es mi intención hablar de la obra en sí ni contaos la trama (eso sí, me permito recomendarlo porque está bastante bien, tiene una narrativa muy moderna para tener ya un tiempecico, y es ese tipo de libro que hay que leer... da tema de conversación y pareces un tío leído y todo), sino reflexionar (reflexiones en este blog... oh, el mundo se ha movido) sobre una idea que surge de dicha obra y en la que el autor hace cierto hincapié en los últimos capítulos -geniales, por otro lado-.

 

Y es que a priori uno se mete en el contexto predispuesto a que la sociedad es "la mala" y los personajes individuales, los protagonistas, "los buenos". Gran cantidad de la gente son gemelos, no eligen su trabajo y están totalmente dirigidos por mentes superiores. Está mal visto, casi prohibido, el amor, el concepto de familia -no tienes hijos, marido/mujer, padres, etc.- y la religión, así como la literatura o la música no controlada previamente. Hasta aquí lo típico: "yo quiero ser libre, yo decido, patatín, patatán". Es una idea muy romántica y normal, pero Huxley va convenciéndote casi sin querer en boca de uno de esos controladores (interventores les llama) mundiales que no es un mundo tan malo. No existe la pobreza, el hambre o la enfermedad. Eres joven hasta que mueres, hecho que, además, es aceptado con naturalidad. Sexo sin compromiso alguno -está bien visto-, soma (que es una droga legal y además, segura) y asegurarse que te va a gustar tu trabajo y tu vida. ¿Y no es básicamente lo que busca un ser humano? La felicidad pura y dura, sólo que cada uno tiene su camino. Pero qué me diríais si ese camino te lo hubieran dado desde pequeño, sin engañarte, y simplemente tuvieras que vivir feliz y tranquilo.

 

Quizás es difícil expresar lo que tengo (o tenía, tampoco llevo un mes pensando en eso) en la cabeza, pero pensaba que se iba a prestar a menos debate cuando empecé a leer. Y al menos servidor, cierra el libro con la duda de, pudiendo elegir, dónde se quedaría (si alguien más lo ha leído, quizás me comprenda más, pero creo que se entiende, ¿no?). En el mundo donde puedo ser diferente y elegir ("tener el derecho a ser desgraciado" como indica el Interventor Mundial del final) o ese otro mundo de droga, sexo -todo legal y aceptadísimo- y bienestar donde no tener que volver a preocuparme prácticamente de nada, salvo vivir, trabajar -en algo que es mi vocación, por otro lado; se me da bien e incluso me gusta- y morir a una avanzada edad (es muy improbable que ocurra antes).

 

 

En fin, que no os aburro más, pero bueno, podríais pensar un ratito sobre la felicidad y qué estaríais dispuestos a sacrificar para obtenerla. Y de paso contadme si llegáis a algo interesante (y si no, también, no nos vamos a poner ahora tontorrones). Un saludo, gente!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

22 comentarios

raúl -

Pues no sabía yo esto, no... es curioso cuanto menos, aunque es una pena que no haya cogido más que el nombre de este insigne lugar. Dan para mucho nuestros quinquis, organización urbanística y belleza de jardines, alcaldes y concejales... además de haber popularizado, más si cabe, a nuestro Macho.

Aún así, se agradece la referencia y que ayude a mejorar nuestro nivel turístico (de nadie a una persona). Y a ti por la noticia, aro está.

Edu -

Hablando de literatura,¿sabéis que Alcantarilla es protagonista de un reciente libro del cineasta Óscar Aibar?

Eso sí, sólo se quedó con el nombre, el resto de nuestra Alcantarilla es sólo un viaje al subconsciente. A ver si lo que creemos que es una realidad, en la que vivimos, va a terminar por ser únicamente el producto de nuestras imaginaciones. Claro que, ahora que lo pienso, Dostoievski para llegar a las "Memorias del subsuelo" lo mismo también tuvo que abrir alguna alcantarilla. Esto sería el mismo excremento referencial, pero al menos sería un excremento en literatura de muchos más quilates.

En fin, dice el tal Óscar como respuesta a la pregunta de por qué elegir Alcantarilla como escenario de su novela: "Por la zona. Fui a un festival en tren y una de las paradas era Alcantarilla, que me pareció un nombre alucinante. Es como Atolladero, una llamada del averno. No he estado nunca allí y, para mí, es una ciudad ficticia, un viaje al subconsciente. Espero que nadie se sienta ofendido. Es un resumen de los festivales lumpen españoles, a los que todos los directores españoles que no somos Amenábar hemos tenido que ir".

La entrevista entera está completa en:
http://www.elpais.com/articulo/cultura/Buscamos/obras/tengan/lugar/mundo/elpepucul/20080404elpepucul_4/Tes

raúl -

Hombre, una Laura ruidosa... eso está bien, que te lo hayas leído. Además, al hacerlo, quizás entiendes un poco más mis dudas... porque el libro no lo presenta nada mal! Pero nada, nos tocará seguir siendo humanos, para bien y para mal.

Por oto lado, Edu tiene razón. Dejad que el Macho piense por vosotros... además, ha pillado todo el espíritu, como puede verse en el simpático vídeo del enlace.

P.D: Debería ir actualizando, pero es que estoy un poco manco... en breve, niños, en breve.

Loudmouth -

Buenas!

Decir que yo tb he leido el libro y que me gustó bastante, da que pensar eh?? me alegra ver todo lo que puedes desarrollar y plantear a partir de las ideas del libro, pero aunq de hecho lo que crean es un mundo totalmente feliz, estoy de acuerdo con el enano en que prefiero las cosas tal y como están, con más dolor pero menos frialdad en las relaciones; al fin y al cabo, más humano...

Un besito!!

Edu -

Schhh!! tranquilos niños, que aquí no tiene que molestarse en pensar nadie. La fe en el Macho es lo único que nos dará la felicidad eterna.

Calmaos! Calmaos! de verdad, que ya tenemos los derechos adquiridos para empezar a predicar la palabra también con música, no habrá ni que molestarse en leerla.

http://www.youtube.com/watch?v=pt9A45r91lI&feature=related

raúl -

Buff, ya te dije que lo sentía, pero Sevilla fue un jaleo tremendo... no sabía donde estaba en ningún momento. Pero sí, asumo mi culpa. En eso y en lo de leer... es más, os incito hasta a pensar! La verdad es que es abusar de confianza... perdonad. No lo haré más. Y como señal de buena voluntad, voy a quemar la biblioteca.

Jose Mangel (Sev) -

Estoy indignado contigo.
Y te lo digo muy en serio.
Te perdoné que pasaras por Sevilla y no me llamases, pero esto ya si que no te lo perdono...¿me incitas a leer?

Túh tás shalao... y encima en presencia de EL MACHO...

Chaves -

Lávate la boca antes de hablar del Macho (Y el sobakete de paso) ¡¡Pagarás por tus injurias,maldito ser alienante de las lunas de endor!!

jonny -

que asko me inspirais malditos seres nauseabundos, me pido ser uno de los camioneros del macho, jejeje

Tapanez -

Si, eso, del Punsset ese, no diré nada más porque no recuerdo exáctamente a qué equipo entrena ahora mismo pero casi lo tengo.

Los mejores ejemplos son así, claros, que no dejen lugar a dudas y perfectamente creíbles. El Macho quedó satisfacido.

raúl -

No, hombre, de los amigos no... de la familia sí. Pobrecica (aunque es ese mundo nacerías sin ella, no la echarías de menos). Por otro lado tus ejemplos son dignos del mismo Punsset... están claros y nada disparatados.

De todas formas, hay momentos (ayer) en que desearía esa sociedad feliz... y soma, mucha soma. Joder.

P.D: En última estancia, el Macho tendrá la suprema razón.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Tapanez -

Yo llego ya tarde, pero anoche en el botellujo estuvimos debatiéndolo largo y tendido, iluminados todos por la genialidad del Macho.

Yo creo que me quedaría con la libertad de elección, y más después de ver ahora eso de que en esa utopía habría que prescindir de ciertos elementos importantes, tipo familia o amigos. Al fin y al cabo es como lo que le sugería a Tomás, dándole a escoger una vida como Ramón Sampedro escuchando Heavy. Sólo y simplemente eso.

Aunque tampoco tenía desperdicio la posibilidad que le ofrecí al Macho: una existencia en un planeta-alienígena-zulo de 3x3 metros de los cuales 2x2 están poblados por aliens-camioneros de panza peluda que le darán por el culo eternamente, pero eso le proporcionará felicidad absoluta.

raúl -

Javi: Hombre, tú por aquí! Bienvenido, no sabía que traspasabas las barrera del blog del grupo. Pos nada, el libro es bastante bueno y se lee ligero, seguro que te gusta.

Chavez... digooo, Chaves1: Muajajá!! Leed niños, leed!! Es mi granito de arena para destruir el planeta!

Chaves2: No, si el caso es que sí lo sabes, pero estás preparado para aceptarlo.

Con Andrés y Tomás ya hablé ayer del tema, aunque en el debate principal no estaba. Un pena, pero me gusta ver que agito vuestras jóvenes mentes... y la de Tapanez!

Toxi: Ouch! Sé lo que joden esas cosas y te entiendo, pero me interesa mucho tu opinión, ya que a algunos me imaginaba lo que iban a decir, pero de ti no lo tengo claro... pero seguro que la soma te llama, jeje, aunque sea un poco.

Migui: Uno que se ha leído el libro! Aún así, sabía que ibas a decir algo así, tipo "jamás nos quitarán la libertad"... pero al habértelo leído, no tienes ciertas dudas (o tuviste)? Lo ves así de claro porque ya lo pensabas de antes -rojo!- o porque realmente esa sociedad no te convenció nada nada? No sé, yo no vi tan disparatados algunos razonamientos... habría que sopesarlo, porque tampoco me gustaría renunciar a ciertas cosas... pero por otro lado, este mundo a veces es tan puta mierda...

P.D: Ale, contestado uno por uno, perdonad el tochazo. Es si propongo algo de debate y luego paso de vosotros, se me hace feo. Un saludo!

The crow -

Yo también leí ese libro hace tiempo, el Nono hablaba muchísimo de él y al final lo leí..
Yo prefiero tener capacidad de decisión, aunque no me asegure la felicidad,no me gustaria vivir una vida predeterminada, pero lo de las drogas podemos hablarlo...

El intoxicador -

Me cago en to lo que se menea!!
Tenia un super comentario to largo aqui con mi reflexion, pero justo antes de publicarlo a venio mi jefe y e tenido que cerrar. Del mosqueo he pasao de reescribirlo ya te lo escribire otra vez...

Tomás -

Yo lo tengo clarísimo: Elijo ser feliz en la utopía. El mundo en el que vivmos hoy es algo parecido a ese según mi opinión, sólo que no lo sabemos, y además no somos felices. No me importa estar un poquito más alienado que ahora para ser feliz. Y además dan droga gratis.

Besitos!

PD: Este libro me suena de una conferencia del Polo, ¿eeh? Si al final va a resultar que uno aprende y todo.

Andrés -

Creo que el hecho de privarnos de la capacidad de elección nos privaría de cierta humanidad. Soy de la opinión de que el alma (valga personalidad o consciencia para los alérgicos a esta palabra) de un hombre se construye con sus acciones y sus decisiones.

Chaves -

¿¿Has dicho sexo sin compromiso??¿¿Drogas legales y seguras?? Pero sin Metal no serìa lo mismo.... ;P
Sería meditable la oferta,no lo sé. Hombre,tonto y feliz siempre que no conozcas tu desdicha y el citado mecanismo borreguil....no sé.

PD:(Hay que tener en cuenta,que por ejemplo el hecho de tener pareja ya entraña una elección. Y en la familia és en quien te apoyas para que te aconsejen,lo cual ya restaría aborregamiento y añadiría dudas.)

Un bico

Chaves -

¡¡DROGA,HA DICHO DROGA!! ¡¡Y ADEMÁS NOS OFRECE LEER!!
¡¡CORRED NIÑOS,QUE OS SORBERÀ EL CEREBELO CON UNA PAJITA!!
AHHHHHHHHHHH!!

Javi -

Bien, me gusta. Estaba buscando un libro para leer en el metro. Este finde lo buscaré por aquí. Thanks :)

raúl -

Ya digo que esa es la idea más fácil, la primera que viene a la cabeza... pero os pido una meditación más allá. Si de verdad te dejaran elegir... no sé, más de uno quizás dijese "quiero ser feliz... para qué quiero libertad si luego voy a ser un desdichado?". No digo que yo lo hiciera seguro, pero lo pensaría muy mucho.

Por otro lado, tb me llamó la atención que para crear una utopía, hay que cargarse los lazos más afectivos (familia, pareja) e incluso la religión... estáis de acuerdo? Traen más problemas que ventajas?

jonny -

Prefiero cometer mis propios errores, no creo en ninguna utopia, antes libre que feliz.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres